🥇Hongos mágicos ¿Qué es tener un mal viaje?

Contenidos

mal viaje de hongos mágicos

¿Quieres saber qué es tener un mal viaje y qué hacer durante la experiencia?, entonces debes leer este post.

Muchas personas no saben lo que es un mal viaje hasta que lo tienen, por lo que es útil saber con anticipación qué podrías experimentar y qué debes hacer si tienes lo que muchos llaman, “ciclos de pensamientos negativos”.

¿Qué es tener un mal viaje y cómo saber si lo estás experimentado?

Compartimos la opinión que leímos en el blog de un psiconauta llamado Héctor que decía algo así como;

“No existen los “malos viajes”, lo que pasa es que se confronta la experiencia a través del ángulo equivocado”

Esta frase resume nuestra opinión, nuestra experiencia personal y los testimonios de la mayoría de los psiconautas que nos han compartido sus vivencias en los mal llamados “malos viajes”

Tanto así, que investigadores y médicos como el Dr. Roland Griffiths del Centro de Medicina Johns Hopkins, habla de “experiencia desafiante” en vez de llamarlo “mal viaje”.

Una experiencia desafiante, se da cuando dentro del viaje alucinógeno tenemos vivencias desagradables que pueden llegar a generar sentimientos de profunda tristeza, miedo y confusión.

Pueden salir a la superficie recuerdos dolorosos y emociones reprimidas que dan la sensación de estar atrapados en un mismo ciclo de pensamientos negativos una y otra vez, lo cual a su vez genera altos niveles de ansiedad.

experiencia desafiante

Algunas experiencias pueden provocar agitación o situaciones emocionalmente perturbadoras.

En estos momentos podemos sentir que el tiempo se detiene y no avanzamos o no podemos salir de este momento que percibimos como malo o negativo.

La primera descripción de un mal viaje fue señalada por el químico Albert Hofmann quien descubrió el LSD.

Al documentar sus investigaciones relató lo que llamó un mal viaje cuando se le ocurrió pedir un vaso de leche a su vecino para calmarse y con asombro vio cómo esta personas se convertía en una bruja malvada.

Pero experimentar pensamientos dolorosos, alucinaciones y sensaciones desagradables de forma ocasional que pasan con rapidez, es común durante un viaje de hongos mágicos.

LO que no significa que estés teniendo un mal viaje, pues es solo una pequeña parte de lo que conforma toda la experiencia.

Entonces, ¿cómo sabemos que estamos teniendo una experiencia desafiante o mal viaje?

Aunque psiconautas expertos e investigadores del campo sostienen que los síntomas de un mal viaje varían mucho y es imposible predecir cómo te afectará un alucinógeno, porque las sensaciones pueden ser leves o intensas y pueden ir desde pensamientos perturbadores y abrumadores hasta alucinaciones y delirios aterradores.

Sí se han podido detectar síntomas comunes que te pueden ayudar a saber que estás teniendo un mal viaje; presta atención a las siguientes situaciones:

  • Si tienes pensamientos negativos o interpretaciones inquietantes de eventos a tu alrededor.
  • Si tienes la impresión que se ha detenido el tiempo.
  • Paranoia extrema.
  • Cambios de humor extremos y repentinos.
  • Alucinaciones negativas que pueden incluir sensaciones, sonidos o imágenes. Por ejemplo, ver que los objetos respiran o que una persona adopta formas alienígenas, etc.

Si estás teniendo estos síntomas lo más probable es que estés pasando una experiencia desafiante. Entonces debes hacer lo siguiente para salir de este episodio.

¿Qué hacer en caso de un mal viaje de hongos mágicos?

La ventaja de tener esta información sobre las experiencias desafiantes o malos viajes ya te hace consciente y te prepara para actuar de manera inteligente si se te presenta la situación.

Si los síntomas que describimos se presentan y entras en conciencia que estás en un mal viaje, respira lentamente, ponte en un estado de observador de lo que pasa y puedes incluso poner música agradable que te ayude a calmar las sensaciones.

Debes alejarte del ruido y la estimulación, estar confiado que la experiencia pasará y respirar profundamente.

Al sentir que el tiempo se detiene y que lo que estás experimentando parece no tener fin, será de gran utilidad contar con un amigo sobrio o guía que te repita de forma pausada que esto pasará rápidamente y te recuerde una vez más respirar con calma.

La respiración en nuestro calmante natural más potente.

Si estás experimentando paranoia, es decir, sentir que la vida no tiene sentido, que alguien querido es malvado y te quiere hacer daño o que el mundo es malo, respira y no entres pánico.

Déjate llevar observando, sin tomar ninguna acción y la experiencia progresivamente irá desapareciendo.

Si se presentan alucinaciones que te generan miedo entra en conciencia que son sólo alucinaciones que pararán pronto, así que una vez más siéntate o acuéstate y observa sin tomar ninguna acción.

Si tienes cambios bruscos de humor, y pasas de la tristeza a sentir desesperación y ansiedad, comienza a contarle a alguien lo que estás sintiendo, hablar con un amigo sobrio que te esté acompañando en ese momento, irá bajando los niveles de ansiedad.

Es importante alejarse de lugares que puedan ser de alto riesgo, donde puedas tener un accidente a consecuencia de la situación emocional por la que estás pasando.

mal viaje

Tener un amigo sobrio durante tus primeras experiencias será de gran ayuda y preparar el set and setting, es decir, el lugar donde se tendrá la experiencia es vital para que las sensaciones desagradables pasen progresivamente y la situación no deje consecuencias desagradables.

¿Qué dicen los estudios científicos sobre los malos viajes?

Una investigación llevada a cabo por el Dr. Roland Griffiths sugiere que un mal viaje no siempre es malo.

Aproximadamente el 84% de las personas que han experimentado un “mal viaje” de hongos alucinógenos dicen que se beneficiaron de la situación psicológicamente difícil.

En el estudio se encuestaron 1.993 adultos sobre su peor “mal viaje” después de ingerir hongos de psilocibina, 9 de cada 10 de los participantes habían usado psilocibina más de dos veces en su vida.

Dr. Roland Griffiths
Dr. Roland Griffiths

La respuesta de la gran mayoría fue que el mal viaje había resultado en una mejor sensación de bienestar personal o satisfacción con la vida, y de esa cantidad de personas, el 47% dijo que estaría dispuesto a volver a experimentar el mal viaje.

Curiosamente, el grado de dificultad psicológica se asoció estadísticamente con resultados beneficiosos. Las experiencias más difíciles o desafiantes tendían a verse como más beneficiosas o significativas. Sin embargo, los malos viajes de larga duración se asociaron con resultados menos beneficiosos.

Al respecto, cuando le preguntaron al Dr. Griffiths cómo se puede entender que una experiencia calificada como negativa puede tener resultados positivos, el doctor respondió, y citamos:

“…Cuando miramos hacia atrás y vemos eventos desafiantes de la vida que no elegimos, como una enfermedad importante, una experiencia desgarradora o un divorcio doloroso, a veces sentimos más tarde que la experiencia difícil nos hizo notablemente más fuertes o más sabios. Incluso podríamos llegar a valorar lo sucedido. Por supuesto, no quisiéramos que tal experiencia nos dañara a nosotros ni a nadie más física o psicológicamente. Además, debido a que el desarrollo de la fuerza o la sabiduría a través de la adversidad no está garantizado, es posible que deseemos que haya amigos o consejeros capaces, aunque solo sea como un oído amable y comprensivo, que estén disponibles para ayudarnos a hacer un uso constructivo de la experiencia como parte de nuestra vivencia personal de crecimiento”

¿Qué causa un mal viaje?

Realmente la experiencia con hongos mágicos en muy individual, los estudios y la mayoría de las vivencias señalan que los malos viajes no son traumáticos para la mayor cantidad de psiconautas.

Pero no podemos negar que hay un porcentaje de personas que luego de un mal viaje queda con secuelas debido a que enfrentaron la situación desde un ángulo equivocado.

Estas personas quedan con trastornos de sueño, niveles de ansiedad altos, paranoia y confusión acerca de la experiencia que tuvieron, por lo que necesitan apoyo psicológico para trascender la experiencia.

Hay varias cosas que pueden aumentar la probabilidad de un mal viaje, como:

  • Tomar altas dosis de hongos. Los participantes del estudio mencionado señalaron como elemento común de su mal viaje, haber consumido más de 4 gramos de hongos mágicos.
  • Tener un estado emocional negativo antes de usar o mientras estaba bajo los efectos de la psilocibina.
  • Estar en entornos con estimulación excesiva.
  • Consumir los hongos mezclados con otras sustancias que alteran el sistema nervioso.
  • No tener una buena compañía durante la experiencia.
  • No beber suficiente agua.

¿ Cómo disminuir el riesgo de tener malos viajes o experiencias desafiantes?

A pesar de no poder controlar los efectos que tendrán los hongos en nuestra experiencia, podemos disminuir la probabilidad de tener malos viajes preparando el Set and Setting para que aumentes la probabilidad de tener una experiencia segura.

👉Lee este artículo donde te explicamos con detalle lo que debes hacer.
¿CÓMO PREPARARSE PARA UNA EXPERIENCIA PSICODÉLICA SEGURA?

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta