¿Cómo hacer cápsulas de psilocibina para microdosis?

TUTORIAL

cápsulas de psilocibina

Si estás pensando en hacer cápsulas de psilocibina para microdosis con el objetivo de mejorar tu productividad, concentración y felicidad; entonces ya sabes que microdosificarse con hongos no es tan sencillo como tomar una pequeña parte de los hongos mágicos y consumirla.

En realidad, necesitamos seguir una serie de pasos para administrarnos la cantidad correcta de psilocibina y evitar tener un viaje psicodélico en el trabajo o en la universidad.

Tuve una amiga que no sintió nada en su primera toma y al siguiente día aumentó la dosis y se fué a la U; dejo a tu imaginación lo que pasó en clases.😅

Otro amigo pulverizó los hongos secos y abrió el molinillo de inmediato, acto seguido el aire se impregnó de polvo de hadas psicodélico, en ese instante la abuela entró a la cocina. Ambos pasaron una tarde muy alegre sin haber tenido la intención😅, aunque se perdió gran parte del polvo.

Como ves muchas cosas pueden pasar; por eso a continuación te diré cómo hacer el polvo y armar las cápsulas de psilocibina para microdosis sin fallar en el intento.

¿Cómo hacer polvo para las cápsulas de psilocibina ?

Recordemos que la microdosificación consiste en consumir una cantidad de psicodélico menor a la regular que se tomaría para tener un viaje; entonces para lograr conseguir estas microdosis vamos a utilizar los hongos de psilocibina ya secos al punto de que pueden partirse como una galleta.

Si quieres saber cómo secarlos para que queden como galleta, te dejo este tutorial.

Básicamente lo que haremos es pesar los hongos secos, luego los pulverizamos, para después preparar microdosis de entre 0,01 a 0,2 gramos en polvo y pasamos a encapsular cada dosis. Pero hay detalles de los que te voy a hablar.

1- Pesa los hongos secos enteros antes de pulverizarlos para saber cuánta masa total de hongos habrá una vez que estén pulverizados. Saber cuánto tienes para empezar te ayudará a dividir las cantidades para cada microdosis.

Por ejemplo: 2 gramos de hongos enteros secos rendirán 10 microdosis de 0,2 gramos después de pulverizar.

2- Para pulverizar podemos utilizar un molino de café u otro utensilio que nos permita convertirlo en polvo; yo te recomiendo ocupar un grinder o moledor de cerámica;  en  Mantun.cl  tenemos de dos y tres pisos.

¿Por qué te recomiendo un moledor de cerámica? porque estos moledores tienen un revestimiento de cerámica antiadherente que permite mantener en movimiento las partículas contenidas sin que se peguen a las paredes; y con la acción de las cuchillas trituradoras en forma de diamante se tiene un máximo resultado del polvo. 

Consejo:

Una vez que pulverizamos debemos dejarlo reposar por unos 10 minutos dentro del moledor, así evitaremos inhalar la nube de hongos mágicos que se presenta después de triturarlos. En caso contrario, la inhalación de esta concentración de psilocibina puede causarnos un viaje psicodélico inesperado como le pasó a mi amigo y a su abuela. 

3Posteriormente, debemos decidir la cantidad que queremos consumir para nuestra microdosis. Por lo que tomaremos en consideración que debe ser entre g 0,01 a 0,2gramos.

Sin embargo, recuerda que esta cantidad puede ser mayor o menor dependiendo de tu fisiología, tu peso y la potencia de las setas que estés microdosificando.

Una parte importante del proceso de microdosificación es calibrar la dosis para que sea perfecta para ti.

Este proceso puede requerir varias microdosis para resolverlo, por lo que es mejor comenzar con poco y luego (pacientemente) aumentar la dosis hasta que encuentres tu punto óptimo de psilocibina o tu dosis umbral que es la que te permite hacer las tareas dándote ciertas sensaciones, sin llegar a alterar tu percepción del mundo físico.

Consejo:

Prepara dosis bajas para 15 a 30 días y ve anotando cómo te vas sintiendo; luego prepara cápsulas para 15 días más aumentando las dosis en una pequeña cantidad, repite esto hasta encontrar tu dosis umbral.

4- Una vez que decidas la dosis con la cual comenzarás, toca volver a pesar los hongos pero esta vez en polvo.

Las básculas de cocina a menudo no tienen una precisión de 0,1 gramos, trata de conseguir una que sea sensible, pero las normales puede que no registren ningún peso hasta que haya al menos 0,5 gramos y esto puede ser demasiado para comenzar con microdosis.

Lo que se puede hacer, por ejemplo, es pesar todo el polvo en una hoja de papel e ir llenando las cápsulas que quedarán con similar peso.

Las cápsulas vienen en tamaño 0 que son las más pequeñas y entran aproximadamente 0,2 gramos de polvo y las tamaño 00 que son las que siguen, entra como 0,3-0,4 gramos.

Al ir rellenándolas, esparciendo el polvo con la tarjeta que trae la maquina y apisonando el polvo, se llenaran todas con un volumen igual.

Consejo:

Como notarás, el problema con los hongos en polvo es que su baja densidad hace que el polvo simplemente flote por todas partes durante el manejo. Entonces, utiliza mascarilla o trata de no inhalar demasiado el polvillo, o te estarás administrando microdosis aéreas.

¿Cómo armar las cápsulas?

Para este paso necesitaremos una máquina para armar cápsulas de psilocibina para microdosis y una serie de cápsulas. En la tienda tenemos unas cápsulas vacías de celulosa vegetal que son 100% veganas.

  • Una máquina traerá todos los implementos para el llenado óptimo de las cápsulas. En primer lugar, posiciona la base sobre la cual se encaja el contenedor, esto permitirá fijar adecuadamente la máquina.
  • Una vez hecho, coloca de forma manual cada cápsula abierta en los orificios correspondientes de la máquina, tanto en la base como en la cubierta.
  • Con la ayuda de una espátula o cuchara llena la máquina con las cápsulas previamente organizadas con la solución en polvo, una vez hecho esto desliza el contenido en polvo del producto usando la tarjeta plástica con el fin de lograr que el contenido se distribuya uniformemente en cada uno de los espacios. Si el polvo que colocamos no cubre la cápsula, entonces podemos añadir cacao en polvo o azúcar pulverizada hasta que esté al tope.
  • Presiona la herramienta del apisonamiento para compactar de manera uniforme, retire la herramienta y agregue más polvo si es necesario, repita el proceso y luego coloca la tapa con cápsulas que llenamos previamente sobre la máquina y aprieta bien para cerrar las cápsulas en la máquina para que queden listas.
  • Suelta las cápsulas llenas con un ligero toque, listas para consumir o almacenar.

Lo interesante de utilizar la máquina para encapsular microdosis de psilocibina es que en un solo día podemos hacer pastillas para varias semanas y cuando consigas tu dosis umbral puedes encapsular para todo un año. Realmente esta es una manera efectiva y rápida de controlar la cantidad de hongos mágicos que consumimos.

Luego que tenemos listas nuestras cápsulas viene la mejor parte que es comenzar a consumirlas para comenzar a disfrutar los beneficios. Te dejo aquí la guía que hice sobre protocolos de microdosificación para que sepas cómo vas a comenzar a consumir tus cápsulas de psilocibina.

Si te gustó este tutorial compártelo con tus amigos y ayúdanos a seguir difundiendo información sobre el consumo responsable de psicodélicos y si tienes dudas comenta, te invitamos a contactarnos a través de nuestros contacto o de nuestras redes sociales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email