¿Por qué desarrollamos tolerancia a las sustancias psicodélicas?

Contenidos

tolerancia a las sustancias psicodélicas

Un estudio publicado por Isbell, H. en 1961 encontró que la tolerancia a las sustancias psicodélicas se presenta cuando la ingesta es consecutiva o muy frecuente, es decir, en espacios temporales reducidos entre toma y toma.

Este descubrimiento alentó a otros científicos a investigar sobre cómo podemos aprovechar todos los beneficios de estas sustancias sin que afecten nuestra salud o economía. A continuación, hablaremos sobre cómo se desarrolla la tolerancia hacia los psicodélicos y si existe alguna forma de evitarla.

¿Cómo se desarrolla la tolerancia hacia los psicodélicos?

Antes de saber la manera en que se puede evitar la tolerancia a las sustancias psicodélicas, como lo son el LSD y los hongos mágicos; es importante conocer cómo esta se desarrolla en el cuerpo.

La organización sin fines de lucro Drug Policy Alliance reporta lo siguiente sobre la psilocibina, la cual es el compuesto alucinógeno de los hongos mágicos:

“El cuerpo humano crea rápidamente tolerancia a la psilocibina, de forma tal que la gente necesita dosis mucho más altas después de unos pocos días de uso repetido, haciendo que sea extremadamente difícil tener algún efecto después de más de cuatro días de uso constante.”.

Drug Policy Alliance.

Asimismo, la organización comenta cómo el LSD y los hongos mágicos, crean una tolerancia cruzada en el cuerpo:

“…debido a que los receptores cerebrales implicados en sus efectos son similares, se produce una tolerancia cruzada con el LSD y la psilocibina, lo que significa que si alguien toma LSD un día, los efectos de tomar psilocibina al día siguiente se verán disminuidos.”

Drug Policy Alliance.

Sin embargo, cabe destacar que a pesar de que el LSD y los hongos mágicos tienen efectos similares en la mente y en el cuerpo, generalmente se recomienda el consumo de los hongos.

tolerancia a hongos mágicos

Esto lo podemos respaldar con el ensayo científico de Joyce Ian, integrante de la Universidad Estatal Politécnica de California, en donde se establece que los hongos mágicos permiten experimentar un viaje más significativo y natural, el cual puede traernos paz mental después de tener esa experiencia.

Por este motivo, seguimos explorando la tolerancia hacia las substancias psicodélicas, pero centradas en el componente activo de los hongos mágicos: la psilocibina.

¿Cómo evitar la tolerancia a las sustancias psicodélicas?

En el 2006 L.G Nicholas y Kerry Ogame comentan en su libro Psilocybin mushroom handbook: easy indoor & outdoor cultivation lo que pasa en la mente después del consumo de los hongos mágicos:

“Cuando la psilocibina se consume más de una vez a la semana, suele producirse tolerancia. Las causas exactas de este fenómeno no se comprenden bien, pero el efecto general es que el cerebro se desensibiliza temporalmente a una sustancia específica después de cada exposición.”.

L.G Nicholas y Kerry Ogame.

Posteriormente, los autores del estudio hablan sobre el tema de la tolerancia a las sustancias psicodélicas:

“Aunque puede superarse aumentando significativamente la dosis en la próxima sesión, lo mejor es esperar al menos una semana entre viajes para dar al cerebro (así como a tu psique) la oportunidad de volver a la línea de base.”.

L.G Nicholas y Kerry Ogame.

De esta manera, los investigadores recomiendan que para evitar crear tolerancia hacia los psicodélicos se deben consumir con al menos 8 días de por medio; es decir; realizar esta actividad una vez por semana o mejor una vez al mes.

Es importante seguir el consejo anteriormente mencionado porque la psilocibina, si es consumida en dosis estándar; es de gran ayuda para lidiar con los síntomas de depresión o ansiedad; además de que ofrece un momento diferente y profundo.

A su vez, los hongos mágicos son uno de los psicodélicos con menos probabilidad de crear adicción, por lo que se denominan como sustancias seguras.

El American Addiction Center Laguna Treatment Hospital, en una de sus publicaciones también concuerda con esto:

“No hay pruebas de que los individuos que consumen regularmente hongos mágicos puedan desarrollar una dependencia física de las mismas.”.

American Addiction Center Laguna Treatment Hospital

Con esto podemos decir que la mejor manera de evitar desarrollar tolerancia a las sustancias psicodélicas, especialmente a la psilocibina, es reduciendo el consumo frecuente de las mismas.

Al contrario, si decidimos aumentar la cantidad de hongos mágicos que consumimos en cada sesión corremos el riesgo de experimentar un mal viaje o también llamada experiencia desafiante. Lo que significa que, al estar bajo la influencia de la psilocibina, se puede presentar sensaciones incómodas, malestares estomacales entre otros.

Regular el consumo de psicodélicos es lo que se conoce como consumo responsable de sustancias; ya que al evitar usarlas como una droga de escape y, en cambio, emplearlas con fines terapéuticos o de autoexploración espiritual o mental; lograremos disfrutar de una experiencia plena que nos puede llevar a percibir el mundo de una manera diferente y a encontrar un estado de plenitud cada día.

👉En resumen, la tolerancia hacia las sustancias psicodélicas se crea muy rápido en el cuerpo después del primer consumo. Sin embargo, esta desaparece después de unos días; lo que nos permite consumir la misma cantidad de LSD u hongos mágicos en un régimen semanal o mensual.

¿Alguna vez has experimentado tolerancia a las sustancias psicodélicas? ¿Cómo lograste superarla? Te invitamos a ir a nuestras redes sociales y comentarle a la comunidad sobre tu experiencia.

También te puede interesar leer:
¿LOS HONGOS MÁGICOS DAÑAN EL CEREBRO?

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta